lunes, 17 de enero de 2011

Uso del anis en la cocina


Originaria de la zona oriental del Mediterráneo se cultiva desde antiguo por sus propiedades aromáticas.
En la cocina el  agradable sabor del anís se encuentra presente en muchas preparaciones culinarias, siempre da a las comidas y confituras un toque característicos que es bien toleado por la mayoría.
El anís, al igual que muchas otros plantas y sus semillas poseen propiedades curativas importantes.
Se emplean para aromatizar pan, productos de pastelería, conservs de frutas, salsas y para la salazón de carnes y pescados.
En la industria licorera intervienen en la composición de licores de anís, Pernod y aguardientes, aprovechando sus propiedades digestivas.
Pueden emplearse hojas, flores y semillas. Estas ultimas poseen virtudes muy apreciadas en el tratamiento de algunas enfermendades.
El anís es buen remedio para el tratamiento de la digestión lenta y otros malestares, mucosidades en el pecho, gastralgia, debilidad intestinal, pleurospasmo, facilita la menstruación en caso de retardo o escasez. Era usado en casos de retardo o escasez. Era usado en casos de parto para ayudar al mismo sin inconvenientes. Para las mujeres que amamantan a sus bebés, el anís contribuye aumentando la leche materna. Además, en caso de hipo, masticando semillas de anís, este se retira facilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su visita y por su comentario.
Si tienes alguna duda, escribela se la resolveré en breve.
Toda aportación es hacer grande las recetas, deja la tuya.
Recuerda que estamos en Facebook, Twitter, Pinterest y Google +
Síguenos, con vuestra colaboración podremos crecer.