jueves, 5 de abril de 2012

Almendras garrapiñadas

Imprescindibles en la Semana Santa Zamorana, cobra especial significado en la madrugada del Viernes Santo, en que los hermanos de la cofradía de la Congregación reparten entre el público que presencia el desfile (costumbre que se ha ido extendiendo a otras muchas cofradías).
Son muchos los puestos que estos días se instalan en plazas y calles céntricas de la capital Zamorana, y no solo venden este dulce tan típico, si no también podemos encontrar pipas, avellanas, cacahuetes…


Ingredientes
  • 1 vaso de almendras
  • 1 vaso de azúcar
  • 1  vaso de agua
Elaboración

En una sartén al fuego lento ponemos la almendras, el azúcar y el agua y ir dando vuelta con un cuchara de madera constantemente hasta que el agua se evapora y el almíbar se convierte en azúcar, continuar removiendo hasta que el azúcar se caramelice. En un mármol extendemos las almendras y con cuidado las vamos separando con una cuchara o tenedor antes de que se enfríen para evitar que se queden pegadas unas con otras. 

Consejos
 Una vez que se han caramelizado separar la sartén del fuego para que el azúcar no se queme y queden doraditas.
Sugerencias 
Si no dispone de mármol hacer la misma operación en una fuente o bandeja.

12 comentarios:

  1. Vamos que si las hago, con lo carisimas que son y lo que nos gustan en casa.
    Un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  2. Que ricura, me recuerda a las ferias, al olorcillo del azúcar tostado....a cuando era chica.... a tantas cosas....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ESTAS ME PRIVAN!!! DEBAJO DE LA CASA DE MI MADRE HAY UNA TIENDITA TIPO ULTRAMARINOS Y LA SEÑORA LAS HACE HAY DIAS QUE PASAS POR ALLÍ Y HUELA QUE ALUCINAS Y NO PUEDES POR MENOS QUE ENTRAR A COMPRAR UNAS CUANTAS GENIAL !!!! SALUDITOS!!!

    ResponderEliminar
  4. Buenísimas!!! Y esta receta me ha recordado que tengo que hacer nueces caramelizadas!!!
    Un abrazo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Digamos, que esta receta no es para hacer garrapiñadas, sino caramelizadas. De esta manera las almendras quedan enganchosas y no crujientes. Para hacer garrapiñadas removemos constantemente hasta que el agua desaparece totalmente y el almíbar se convierte en un polvo blanco. Seguimos removiendo y ese polvo blanco se irá transformando en caramelo. Con ese caramelo sí que obtendremos almendras garrapiñadas, bien crujientes. Un Saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Anónimo la receta esta a medias no he puesto lo que tu has dicho de obtener el polvo blanco. Lo modificaré!

    ResponderEliminar
  7. Me chiflan, me recuerdan a mi infancia y las semanas santas en Zamora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan... y en esos días miedo me da abrir la ventana... porque entra un olorcito!

      Eliminar

Muchas Gracias por su visita y por su comentario.
Si tienes alguna duda, escribela se la resolveré en breve.
Toda aportación es hacer grande las recetas, deja la tuya.
Recuerda que estamos en Facebook, Twitter, Pinterest y Google +
Síguenos, con vuestra colaboración podremos crecer.