jueves, 26 de mayo de 2011

Salsa de tomate en conserva

Como el otro día os comenté estoy participando en un Taller de conservas tradicionales organizado por la Agrupación Belenista “La Morana”, Zamora, con colaboración del Consejo Local de Juventud de dicha capital.

El taller se compone de varias sesiones, con recetas de la cocina popular Zamorana, de fácil preparación, ideales para preparar esas recetas rápidas veraniegas  aunque también nos pueden servir de acompañamiento de ensaladas e incluso postres.

La segunda  sesión del taller se trata de salsa de tomate en conserva cuya autora de la receta, Maribel Nieto, de la provincia de Zamora exactamente de Andavias del Pan. La salsa de tomate, se puede conservar todo el año de los tomates recolectados en verano. Especialmente recomendado para acompañar pastas, todo tipo de carnes y elaborar pizzas o empanadas al gusto…etc.

Hay dos maneras de embotar el tomate, bien al natural o bien frito… Aunque antes de continuar comentar que la mejor variedad para elaborar estos tipos de conserva es el tomate pera, Maribel añadio las propiedades del tomate y sus vitaminas A y C

Para el proceso del tomate natural, comenzar lavando los tomates en el “culo” del tomate hacer una cruz, esto nos facilitará el pelado y en una cazuela con agua hirviendo escaldar los tomates 3 minutos, refrescar (enfriar) con agua fría, pelar y posteriormente aplastar el  tomate para eliminar el exceso de agua, e introducir en el tarro de cristal esterilizado y añadir un chorro de aceite de oliva, (4-5 cucharadas). Opcionalmente se puede añadir laurel, orégano pero siempre a gustos de quien hace la conserva. Cocer al baño maría 20 minutos (los tarros cubiertos de agua siempre)


Si de lo contrario puedes embotarlo frito, hacer el proceso anterior del escaldado y pelado, partir en trozos y  dejar  escurrir en un colador, y así eliminar el exceso de agua.
Picar media cebolla en brunoisse, para 2 kilos de tomate, pochar y a continuación incorporar el tomate, dejar cocer unos 30 minutos, incorporar 2 cucharaditas de azúcar y sal, si fuera necesario rectificar, pasar por el pasapurés y reservar.


A continuación llenar los tarros esterilizados  y cerrarlos. Cocer al baño maría unos 20 minutos, otra opción sería ponerlos boca abajo y taparlos con un paño, con el propio calor de la salsa de tomate, nos haría el mismo efecto que el baño maría.


Ya tenemos listas nuestras conservas, para llenar nuestras despensas para el duro invierno, lo natural  NO TIENE PRECIO…

Para finalizar el taller merendamos un huevo frito “auténtico”, con un rico pan de pueblo, y por supuesto la salsa de tomate.

13 comentarios:

  1. yo quiero hacerlo en verano cuando haya buen tomate pero es que luego se queda en nada

    ResponderEliminar
  2. Buenísima Jorgito!!!!!! me encantan las fotis....Un saludo de tu seguidora que aunque no parezca...siempre te estoy dando un repasito, jajajja!

    ResponderEliminar
  3. yo estoy deseando que los tomates de la huerta crezcan y se pongan llenos de flor y de tomates, ya os iré enseñando la huerta y la cosecha jeje

    un saludo chicass!!

    ResponderEliminar
  4. Siempre me ha llamado mucho la atención las conservas,saben a auténtico de verdad.Y de sabor son insuperables,saludos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad que son magnificas, y si andas pillado de tiempo para cocinar... abres una y sabes que es 100% calidad!!

    ResponderEliminar
  6. Ufff que ricaaaaaa !!!! Esto con un buen solomillo delicioso !!!!

    Besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  7. Y también con unos buenos huevos fritoss!!

    UNn saludo Pinuinas!

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por su visita y por su comentario.
Si tienes alguna duda, escribela se la resolveré en breve.
Toda aportación es hacer grande las recetas, deja la tuya.
Recuerda que estamos en Facebook, Twitter, Pinterest y Google +
Síguenos, con vuestra colaboración podremos crecer.